Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Buscar

7 razones para crear tu propia marca

Todo lo que esta a expuesto a partir de estas líneas ha sido explicado en otros artículos y seguro que si eres un lector habitual del tendencias y marketing no te sorprenderá. Pero si has llegado a hasta el  Branding por primera vez, espero poder convencerte para que te plantees crear tu propia marca a través del Branding Hipertextual.

1.- La marca es en esencia algo que diferencia. Según la RAE , se trata de una “señal que se hace o se pone en alguien o algo, para distinguirlos, o para denotar calidad o pertenencia”. La marca en Marketing es “una identificación comercial primordial y/o el conjunto de varios identificadores con los que se relaciona y ofrece un producto o servicio en el mercado”.

Como es evidente, el primer atributo de la marca es la capacidad de diferenciación.

La diferenciación es fundamental si queremos que nuestros productos o servicios sean una alternativa a los de otros competidores. Un cliente no puede elegir lo que no puede distinguir. Tener una marca (no solo un logo), construir una marca es un proceso de diferenciación que nos permitirá tener más opciones en el mercado.

Crear tu propia marca permite diferenciarte y ser más visible.

2.-Permite posicionarte en la mente de tus clientes

La diferenciación se produce porque el cliente ve tu producto en el mercado y se hace una idea de él. Esa idea se construye con lo que tú cuentas a través de la Comunicación y el Marketing; con lo que otras personas dicen sobre tus productos o servicios; con las experiencias que el propio cliente ha tenido.

La marca es el elemento con el que se identifican esas ideas que el cliente construye en su mente sobre tu producto o servicio. Luego la marca permite asociar el producto con el Posicionamiento  (esa idea que ha construido).

3.-Refleja tu personalidad y la de tu proyecto

Para construir ese Posicionamiento, el responsable de la marca ha analizado la Personalidad del proyecto, los valores tangibles e intangibles, los ideales, los sueños, los atributos y ha seleccionado unos pocos para que se reflejen en la marca. A través del Perfil de Identidad Corporativa , esos valores y atributos se transfieren a la Identidad Visual Corporativa  (al logo y los demás elementos de la marca), a la Formulación estratégica  y finalmente al Marketing y la Comunicación. 

Todos estos elementos se unen al crear tu propia marca y componen una personalidad para tu proyecto. Si solo diseñas un logo, sin que refleje tu personalidad, será un buen diseño, pero no una buena marca.

4.-Tu marca transfiere valores intangibles a tus productos o servicios

Pero no se trata de que tu marca tenga unos valores y unos atributos. La importancia y el valor de una buena marca está en que transfiere valores intangibles, difíciles de copiar y de imitar (incrementa la diferenciación y el éxito) a los productos o servicios, de forma que el cliente no compra características, sino que compra unos valores que están representados en los productos y que se identifican con su propia forma de pensar y de vivir.

5.-Una buena marca construye relaciones duraderas

Cuando conseguimos identificar nuestros valores con los de nuestros clientes, se produce una conexión emocional  que genera relaciones duraderas. Esa conexión emocional hace que nuestros clientes compren más, durante más tiempo y recomienden nuestros productos. Y estoy seguro de que es algo que te gustaría tener en tu negocio. 

A la hora de crear tu propia marca tienes que pensar que:

6.-La marca sustenta la reputación de la empresa

Las relaciones duraderas y la conexión emocional mejoran la reputación de la marca y del proyecto empresarial. Al compartir valores y actitudes con los clientes se construyen entornos mejores, se devuelve parte de lo que recibimos como empresarios a la Sociedad y se mejora el mundo que nos rodea.

La marca sustenta la reputación de la empresa. La reputación es un activo intangible que es el resultado de un proceso de construcción de relaciones, de difusión de información, de actividad empresarial y de gestión de la marca. Nuestras acciones de Marketing y Comunicación son un reflejo de nuestra actividad como empresarios y emprendedores. Los resultados de esas acciones son reputación corporativa.

7.-La marca genera confianza y mejora las ventas

La reputación corporativa es el abono en el que crece la confianza de nuestros clientes hacia nuestra marca y nuestro proyecto. Esa confianza vuelve a concentrarse en la marca, que es el elemento que nos identifica y nos diferencia de los demás.

La confianza es el motor de las ventas. La marca se identifica con sus clientes, se diferencia de sus competidores, crea relaciones a través de la Comunicación corporativa y el Marketing, el resultado es la generación de reputación y confianza que llevan a nuestros clientes a comprar.

Es un proceso que comienza en el desarrollo de la marca y concluye con el éxito del proyecto.

… y un motivo para no hacerlo

Pero existe una razón para no seguir ese proceso de camino al éxito. La razón para no crear tu propia marca es que es más fácil no pensar y no reflexionar sobre lo que te hace distinto a los demás. La marca como has visto en los 7 puntos anteriores es una garantía de éxito. Y crear o desarrollar una marca no es tener un logo, es construir un discurso, un universo y una personalidad con la que arropar tus productos o servicios.

La mayoría de los emprendedores y pymes se conforman con tener una marca (bueno, un logo). Solo unos pocos, los que tienen verdadera visión de futuro construyen su marca y trabajan pensando en el futuro.

Ahora tienes que plantearte si quieres crear tu propia marca o solo tener un buen logo.

En resumen…

Existen muchas razones para crear tu propia marca. Yo te he dado 7 razones que son parte del proceso de Branding Hipertextual. Pero existe un motivo para no hacerlo y es que es más fácil emprender sin pensar en la marca. Tener un logo no es suficiente, eso solo sirve para identificarte que es una de las muchas razones por las que se necesita una buena marca. Pero no es ni la más importante ni la más determinante para el éxito de tu proyecto empresarial.